Las náuseas y lo vómitos son un síntoma habitual en las primeras 14 semanas de embarazo. Se las suele sentir en la mañana, pero esto no significa que siempre se dé de esta manera, hay mujeres que sienten este malestar de noche o de tarde también. A pesar que en la mayoría de las mujeres los malestares no suelen superar el primer trimestre, hay otras que se les extiende más, inclusive todo el embarazo.

¿A que se debe?
Generalmente se debe a que no ha ingerido alimento en varias horas, por lo que tiene el estómago vacío. También debido a un aumento de cantidad de hormonas puede ser que la sensación del cuerpo sea de esta forma. Se encontrará más sensible a los olores, y si estos son intensos podría provocarle náuseas y llegar al vómito inclusive.

¿Cuándo consultar con el profesional?

Debe consultar con el profesional si las náuseas son tan intensas que le impiden alimentarse bien. Si los vómitos son muy frecuentes, podría llegar a deshidratarse.
Si siente que después de ingerir algo no lo puede mantener en su estómago, si siente taquicardia, si la orina se torna de un color oscuro, si nota que pierde mucho peso. Si nota que al vomitar sale sangre o si nota que no orina por varias horas.

¿Qué hacer para sentirse mejor?
· Procure hacer movimientos más lentos a la hora de levantarse de la cama o de la silla.
· Al sentir náuseas pruebe comer galletas magras, o de agua. Nunca tenga el estómago vacío. Por eso aumente las ingestas por día, repartiendo la comida en más cantidad de instancias.
· Coma alimentos que sean fáciles de digerir, no demasiado condimentadas, ni las comidas muy grasosas.
· Beba muchos líquidos, mínimo tres litros de agua por día.
· Tome aire, no se quede encerrada en su casa por el malestar, ni en lugares que no tengan buena ventilación.
· Evite las comidas y olores que le causan malestar. Las comidas con alto nivel en proteínas ayudan mucho también.
· Si ha tenido un episodio intenso de vómitos intente tomar algún tipo de bebida que toman los deportistas, tipo Gatorade, ya que contiene potasio, glucosa, sodio, y la ayudarán a recuperar lo que ha perdido su cuerpo.
· Ten en cuenta que el hierro puede causar dolor estomacal, consulte con su médico la mejor forma de tomarlo para que no le haga mal.
· Existen medicamentos que pueden ayudarla a sentirse mejor, pero siempre debe consultarlo con su médico.