Puede ocurrir que durante el embarazo el estado nauseoso y los vómitos afecten lo que ingiere provocando diarrea. También puede ocurrir que al estar ya avanzado el embarazo, la presión que ejerce el bebé en su estomago provoque que las comidas no le caigan bien. Otra de las causas puede ser una infección o un trastorno estomacal pasajero.

¿Cómo se procede?

Es muy importante entender que tanto los vómitos o la diarrea no afectarán al bebé, pero sí lo hará el estado en la mujer se encuentre luego. Es muy importante que beba mucho líquido, agua principalmente, porque podría llegar a deshidratarse, lo cual si afectaría al bebé. También es importante que ingiera sólidos, de porciones pequeñas.

Medicamentos

Nunca tome ningún medicamento antes de consultarlo con su médico, como antidiarreicos. Si los síntomas persisten luego de 48 horas, debes consultar con tu médico para ver cuales son las causas y tratar la posible deshidratación.