Durante el embarazo pueden presentarse signos y síntomas de alarma, los cuales deben concurrir con su médico ginecólogo.
Es importante que la mujer concurra al médico antes de quedar embarazada para tener una clara noción del estado general.
El primer trimestre de embarazo es muy importante tener en cuenta algunos signos de alarma que pueden poner en riesgo el embarazo o la salud de la madre que afectará directamente en el feto. Es importante tener en cuenta que la mujer embarazada no puede tomar cualquier medicamento. Lo ideal es que no tome ninguno, pero si fuera necesario siempre debe ser indicado por el médico tratante.

* Las náuseas y vómitos persistentes pueden llevar a la madre a una deshidratación y a una pérdida de peso importante. En este caso la madre debe ser hospitalizada para recibir líquidos y los nutrientes perdidos vía intravenosa.

* Sangrado vaginal: Pequeñas cantidades, manchas de color oscuro tipo borravino o rojo, con o sin dolor del bajo vientre. Pero si lo que nota es un flujo con olor y un color verdoso, la causa puede ser una infección llamada vaginitis bacteriana.

* Dolor o ardor al orinar: Si siente molestias o ardor al orinar debe consultar con el médico. Es necesario hacer un análisis de orina para poder descartar cualquier tipo de infección urinaria.

* Fiebre: Ante la aparición de fiebre, especialmente si es alta y de forma persistente, se puede estar en presencia de algún tipo de infección. Por eso es necesaria la consulta para poder actuar frente a cualquier tipo de mal que pueda afectar al feto. A una mujer embarazada con fiebre persistente se le puede adelantar el parto.

* Hinchazón de manos o pies en forma rápida.

* Aumento o disminución en la producción de orina. Está relacionado también con una infección urinaria.

* Pérdida de líquido amniótico. Sentirá un líquido tibio, de olor similar a la lejía y de un color blancuzco. La importancia de acudir al médico es para que no se genere una infección.

* Contracciones uterinas: un dolor que se asemeja al dolor en la menstruación. Puede sentirse en la espalda y en el bajo vientre.

* Trastornos visuales que pueden ser visión borrosa, destellos, visión doble.

* Vértigo: al igual que un dolor de cabeza persistente y dolores epigástricos, son los síntomas más comunes en la preclampsia. El identificarlos con rapidez es importante. Con urgencia consulte al médico.

* Cefaleas persistentes: pueden llegar a ser la consecuencia de un cambio en la presión de la madre. Procurar evitar la hipoglucemia, controlar la presión arterial. La hipertensión es frecuente que se presente en el embarazo, puede relacionarse también con la preeclampsia, una enfermedad la cual sus consecuencias son muy importantes, consulte a su médico rápidamente.

* Dolor o calambres en la parte inferior del abdomen. Pueden darse también durante el coito. Es necesaria la consulta, y en el momento de sentirlas quedarse tranquila y ver que sucede con el cuadro clínico.

* Disminución de movimientos fetales: Si los movimientos febles disminuyen considerablemente o directamente están ausentes se debe concurrir al médico para realizar un monitoreo.